Siete razones de mi gusto por las estilográficas

Publicado por Corazón de Jaguar | | Posted On jueves, 25 de febrero de 2016 at 5:34 p. m.


 
Foto personal de mi Parker 51.

Mi gusto por las estilográficas (también llamadas plumas fuente) viene desde que era un adolescente. Siempre me parecieron instrumentos que encerraban en sí mismas un halo de elegancia y sofisticación.
 
En el mundo real, dominado por las computadoras, las tabletas y los teléfonos inteligentes me han abordado con esta pregunta muchas veces. Tal vez cause extrañeza o curiosidad que en reuniones familiares o de trabajo mientras todos colocan sobre la mesa su Smartphone más moderno yo, en cambio, saque un pequeño cuaderno y una estilográfica para realizar notas o escribir simplemente por el gusto de hacerlo.
 
Me resulta placentero que entre todo ese cúmulo de aparatos que hacen ya casi cualquier cosa, llame la atención de todo el mundo y se interesen en saber el porqué de mi predilección por las estilográficas.
 
Y es que tengo siete principales razones que justifican mi gusto y admiración por ellas.

 
Foto personal. De Izq. a Der. Parker 51, Cross Affinity, Sheaffer Targa, Waterman Expert, Cross Townsend
 
 
La primera y una de las más importantes es por la suavidad que tienen al escribir con ellas. Las sensaciones que producen en la mano al deslizarlas sobre el papel son completamente diferentes a las de un lápiz o un bolígrafo. Mientras que en estos hay que realizar cierta presión al escribir, en una estilográfica, en cambio, lo único que debemos realizar es tocar el papel con la punta del plumín y dibujar el trazo. La presión debe ser mínima o nula, por lo que si alguien se interesa en escribir con estilográfica debe aprender primero cómo se sujeta y desde qué ángulo se escribe (sí, tiene su método y de hecho esto es un asunto que da para colocar una entrada más adelante).


 
Foto personal. De arriba hacia abajo: Waterman Expert, Cross Townsend, Parker 51, Cross Affinity, Sheaffer Targa
 
 
Me gusta escribir con estilográfica porque su uso continuo te vuelve "más suelta" la mano y mejora la letra. Este punto pude comprobarlo con la siguiente experiencia: en algún momento tuve la oportunidad de enseñar a escribir con estilográfica a niños que tenían una letra literalmente horrible y los resultados obtenidos después de varias sesiones fueron muy buenos. De hecho, vi con satisfacción cómo se interesaban en ellas al preguntar cómo se cargaba la tinta, entre otras preguntas y veían con curiosidad los trazos que dejaban sobre el papel. Si bien al término de este pequeño curso no tuvieron una letra de concurso, sí era mucho más legible que al principio. Y doble gusto por dejar en ellos "la afición" por las plumas que espero no decaiga con el paso del tiempo.
 
Me gusta escribir con estilográfica porque disfruto mucho el proceso de elegir una pluma, un color de tinta, cargar la pluma con esa tinta y elegir el papel para escribir. Es un ritual que todo amante de las estilográficas conoce muy bien.

 
Foto personal de mis estilográficas (der.) y sus capuchones (izq.)
 
 
Me gusta escribir con estilográfica porque me siento "más auténtico" al momento de dar un mensaje de felicitación o dedicatoria con motivo de un cumpleaños, un logro profesional o un detalle romántico. Personalmente considero que no tiene punto de comparación un mensaje electrónico en redes sociales que una carta escrita de tu mano y entregada personalmente a su destinatario(a), siempre que sea posible. La escritura con estilográfica y, en general, la escritura manual, nos permite ser "más humanos" en este mundo actual inmerso en lo electrónico y artificial.
 
Me gusta escribir con estilográfica porque con ellas me permito ser más reflexivo al momento de expresar una idea sobre el papel, acción que me es especialmente útil cuando estoy componiendo mis poemas.
 
Me gusta escribir con estilográfica porque me permite percibir y disfrutar los materiales con que están construidas, llámense resina, laca, madera, ebonita o celuloide. Sus acabados y la calidez que transmiten a la mano hacen de ellas un instrumento con encanto y personalidad.

 


 
Foto personal. Plumines de mis estilográficas (De Izq. a Der.): Waterman Expert, Cross Townsend, Parker 51, Cross Affinity, Sheaffer Targa
 
 
Y me gusta escribir con estilográfica porque, con sus cuidados y mantenimiento, son instrumentos para toda la vida.

A la par de una silueta (Zéjel)

Publicado por Corazón de Jaguar | | Posted On jueves, 4 de febrero de 2016 at 4:55 p. m.

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Ya que tienes retocada
tu ilusión enamorada
luces bien en la velada
tu accesorio la peineta...

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Desde ahora yo te pido
que me tengas distinguido
y al compás de tu latido
nuestra unión esté completa.

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Y es que estás a la deriva
esperando la misiva
que te ponga en perspectiva
y acaricie tu faceta...

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Es indemne tu reflejo
y en la escena del festejo,
suavemente mi cortejo
deja huella en el planeta...

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Porque tú como la rosa
me cautivas, primorosa,
que te sueño por esposa
tan radiante y tan coqueta...

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Que al instante lo inmanente
de mi verso sugerente
es el núbil precedente:
¡De Cupido la saeta!

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Ni la pena y la distancia
son factores de importancia,
¡cuando se ama con prestancia
no se pierde la etiqueta!

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Bien dijera aquella historia
con total jaculatoria:
"para muestra de victoria,
¡en tu mano la violeta!"

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!

Con mi zéjel te declaro
bajo luz de enhiesto faro:
"todo el tiempo tuve claro
que a la par de una silueta...

¡Tu figura reinterpreta
mis pasiones de poeta!"


Corazón de Jaguar
"De Jade y Oro" 2015. Indautor 03-2015-082610263300-14